El enlace fue enviado a su email.

No se pudo enviar el enlace a su email. Por favor, verificar su correo electrónico.

Missing captcha code. Please check whether your browser is not blocking reCAPTCHA.

Invalid captcha code. Please try again.

Ayuda en línea

GEO5

Tree
Settings
Producto:
Programa:
Idioma:

La influencia de fricción entre el suelo y la cara trasera de la estructura

La magnitud de la presión activa de la tierra, respectivamente, depende no solo de la teoría seleccionada sino también de la fricción entre el suelo y la cara trasera de la estructura y, por la adhesión de la tierra, de la estructura representada por el ángulo δ. Si δ = 0 entonces la presión σ actúa en dirección normal a la cara trasera de la estructura  y la resultante de la presión de la tierra P es también normal a la cara trasera de la estructura. (ver figura):

Distribución de la presión de la tierra a lo largo de la estructura para δ = 0

Proporcionando la fricción entre el suelo y la cara trasera de la estructura se considera en el análisis de presión de la tierra, la presión de la tierra σ y también su resultante P que es inclinada desde la parte de atrás del muro por el ángulo δ. La orientación de los ángulos de fricción δ desde la normal a la cara trasera de la estructura deben ser introducidos según el movimiento mutuo de la estructura y el suelo. Con el aumento del valor de δ el valor de la presión activa decrece, es decir la fuerza resultante de la presión activa de la tierra se desvía de la dirección normal. (ver figura):

Distribución de la presión de la tierra a lo largo de la estructura δ ≠ 0

La magnitud δ puede ser usualmente encontrada entre el rango δ ≤ 1/3φ y δ = 2/3φ. El valor de la orientación del ángulo de fricción δ entre el suelo y la estructura se encuentran almacenados en la tabla de valores para diversas interfaces y en la tabla de valore recomendados para |δ|. El valor de δ ≤ 1/3φ puede ser usado si se asume el tratamiento correcto de la cara trasera de la estructura laminada (revestimiento contra aguas subterráneas). Para caras sin tratamiento no es razonable exceder el valor de δ = 2/3φ. Cuando seleccionamos el valor de δ es necesario reflejar también otras condiciones, particularmente la fuerza de la ecuación de equilibrio en la dirección vertical. Uno debe decidir si la estructura es capaz de transmitir la sobrecarga vertical debido a la fricción, en su parte trasera, sin excesivas deformaciones verticales. En caso contrario es necesario reducir el valor de δ, ya que solo puede ocurrir una modificación parcial de la fricción en la cara trasera de la estructura. En caso de incertidumbre es siempre más seguro asumir el valor más pequeño de δ.

Pruebe GEO5. Gratis.